Relacionado



" /> Trabajar y/o estudiar sin motivación, ¿Es posible? - munduky

Trabajar y/o estudiar sin motivación, ¿Es posible?

Trabajar y/o estudiar sin motivación,

¿Es posible?

 

 

Hoy contamos con la colaboraración de Mariva Psicólogos Valencia, esta vez, nos hablan de la motivación.

Los psicólogos atendemos, en muchas ocasiones, a personas que nos comentan no tener ninguna motivación, esta ausencia de motivación puede estar presente en diferentes parcelas de la vida o incluso en todas. Específicamente, muchos son los casos en los que esta desmotivación aparece en el plano laboral y/o académico, surgiendo la siguiente cuestión, ¿es posible trabajar o estudiar cuando no tengo motivación para ello? ¿Qué he de hacer?

Trabajar y/o estudiar sin motivación,

¿Es posible?

La respuesta que suelo darle a mis pacientes (todo depende del caso) es que sí, que es posible, de hecho, no hay que esperar a que venga la motivación para comenzar a trabajar o estudiar, sino ¿qué harían aquellos con trabajos rutinarios a los que no le ven el sentido? ¿O las personas que estudian una densa, dura y aburrida oposición? Puede que tengan motivaciones, como ganar dinero, obtener  recompensa social, tener mayores posibilidades de futuro… pero también es más que probable que se presenten períodos de tiempo, que pueden ser muy extensos, en los que la motivación desaparece y no pueden dejar de desempeñar sus tareas.  Pues bien, en estos y en infinidad de casos, hay que ponerse a la acción sin esperar a que llegue la motivación y, mientras tanto, buscar una lista de motivos por los que estamos realizando estas tareas.

 

Si cesamos la actividad hasta que la motivación llegue, puede que no la encontremos o que pase demasiado tiempo y, posteriormente, se nos hayan acumulado las tareas y sea más difícil coger el ritmo, por lo que, la motivación vuelva a decrecer o no sea suficiente para abordar la sobrecarga de trabajo. De ello deriva la importancia de seguir desempeñando las tareas aún sin motivación. Es cierto que es más complicado y que no es lo ideal, pero, se trata de trabajar mientras buscamos la motivación. ¿Cómo hacer esto? Si has seguido trabajando pese a la ausencia de ganas, incluso sin encontrarle el sentido, ya tienes un motivo por el que continuar, si ya has avanzado, ¿por qué dejarlo? Además, puedes pensar en cuál es el fin último que deseas conseguir, por ejemplo, si estudias una carrera imagínate desempeñando tu trabajo ideal, si estás trabajando piensa en el por qué lo haces, qué quieres conseguir. Mientras tanto, piensa también cómo puedes hacer que el día a día sea más gratificante, hay tareas muy arduas y aburridas a las que nos cuesta verle la gratificación, pero, seguro que puedes encontrársela, puede ir desde que mientras haces las tareas escuchas la música que te gusta, a tomarte el estudio como una oportunidad de aprendizaje , o , en casos en los que la motivación no aparece en ninguna circunstancia, quedarte con lo bien que te sientes cuando  acaba la jornada o cuando llega el fin de semana, que seguramente lo aprecies mucho más si estás haciendo un trabajo que no te gusta.

Por otra parte, si tus obligaciones no te motivan, has de buscar otras actividades que lo hagan, las obligaciones, al fin y al cabo son eso, obligaciones, pero vivir sin motivación es muy complicado, búscala en el deporte, en apuntarte a clases de guitarra o de idiomas, en un ocio activo que te permita motivarte, ya que, de esta forma, no estarás tan desanimado o apático cuando estés trabajando en algo que no te motiva porque tu afán de motivación y /o superación estará cubierto en otras áreas.

De todos modos, si te encuentras sin ganas de nada o sin ilusión ni motivación y crees que esto está afectando a tu calidad de vida, visitar la consulta de un psicólogo siempre puede ser de ayuda.

 

Lda. Marta Marín

Psicóloga

www.marivapsicologosvalencia.es

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.