Relacionado

" /> Entrevista a: Francisco Félix Caballero (Escritor) - munduky

Entrevista a: Francisco Félix Caballero (Escritor)

Entrevista a: Francisco Félix Caballero (Escritor) 

Biografía

Francisco Félix Caballero (Málaga, 1984) acaba de publicar su primer libro: un poemario titulado La resurrección de los muertos (Éride ediciones). Previamente, ha publicado versos en diferentes ediciones del Cuaderno de Profesores Poetas. Es Licenciado en Matemáticas y Doctor en Estadística. En su trayectoria profesional, se mezclan investigación y docencia, y la participación como co-autor en diferentes publicaciones científicas. Actualmente, es personal investigador y colaborador docente en la Universidad Autónoma de Madrid, trabajando en el campo de la investigación en Biomedicina y Ciencias de la Salud. La resurrección de los muertos hilvana una serie de historias narradas por lo general en primera persona, y en las que sus personajes se enfrentan a sus propios temores y fantasmas, con el trasfondo a veces de una comprometida realidad social.
Entrevista

1.     
Podrías decirnos ¿qué significa el término
literatura para ti?

Significa una
forma de entender la vida que incluye la necesidad de contar historias, de
leerlas, de escucharlas, de crearlas. Significa razonar por qué suceden las
cosas y reflexionar sobre lo que estamos haciendo. La literatura es lo que hace
del mundo un lugar habitable para el ser humano. Sin ella, no habría forma de
ejercitar nuestra capacidad racional, que es lo que nos diferencia del resto de
animales.

2.      ¿A qué
te dedicas cuando no escribes?

A mi trabajo
como investigador, principalmente, que es con lo que me gano la vida. Escribir
me apasiona y le dedico gran parte de mi tiempo libre a ello, pero no es mi
actividad profesional. Soy Doctor en Estadística y trabajo en el campo de la
Estadística Aplicada a las Ciencias de la Salud. Tengo la suerte de estar en un
gran grupo de investigación, en la Universidad Autónoma de Madrid, y puedo
aprender de mis compañeros día a día, como siempre he aprendido de todos los
compañeros y profesionales con los que he trabajado. La vida consiste en
aprender, como la literatura. 

3.     
¿De dónde salen las ideas a la hora de
escribir?

De las experiencias cotidianas. De las
historias que vives en primera persona y también de las que te cuentan, ya sean
tus amigos o el telediario. Y también muchas veces de la imaginación, esa parte
nuestra que creemos desconocida y que siempre nos sorprende. 
4.     
¿Crees que el escritor busca la soledad
para escribir o por el contrario te sientes solo y por eso escribes?

Estar solo y sentirse solo son dos cosas
diferentes. La primera suele ser una gran cosa, porque se asume que lo haces
por voluntad propia; la segunda es un problema. Personalmente, creo que la
soledad es necesaria para el momento en el que estás escribiendo. No creo que
puedas ponerte a escribir en la sobremesa de una comida familiar, por poner un ejemplo.
Escribir requiere una gran concentración en lo que estás haciendo y quizás por
ello buscas la soledad para ese momento. Respecto a la otra alternativa,
escribir puede ser la forma de rellenar un vacío; pero en mi opinión, si te
sientes solo y la compañía de otras personas es algo fundamental para tu vida, entonces
lo que tienes que hacer es trabajar en solucionar ese problema de una forma más
efectiva que con la escritura.
5.     
¿Hay algún
escritor que te haya marcado?

Muchos, pero la
huella o marca que te deja un libro o un autor depende del momento en que lo
lees. Si con el tiempo decides escribir y esa marca perdura, se puede convertir
entonces en influencia. Respondiendo a la pregunta con un nombre, Julio
Llamazares y dos obras suyas: “La lluvia amarilla” y “Luna de lobos”. Me hizo
ver que en una novela también tenía cabida la poesía. Pero querría añadir
también aquí a Juan José Millás, del que aprendí siendo adolescente que se
podía hacer literatura en los artículos de opinión de un periódico. Recuerdo
una columna suya titulada “Kursk” sobre el hundimiento de aquel submarino ruso.
A Millás le he seguido leyendo desde entonces, aunque ya no disimule sus fobias
y sus filias, y éstas no coincidan necesariamente con las mías. 

6.     
¿Cuál es el género que no escribirías y
por qué?

Nunca sabes
lo que puedes terminar haciendo, así que no voy a ser muy categórico en esta
respuesta. De momento he publicado poesía y en algún momento espero publicar
algo de narrativa. Lo que quizás veo más lejano es escribir teatro, pero de
ninguna manera lo descartaría.
 7.     
Mientras escribes, ¿Te gusta escuchar
música o prefieres la calma del silencio?

Prefiero el
silencio. Los poemas tienen su propio ritmo y su propia musicalidad. Si
estuviera escuchando una canción en el momento en que intento escribir un poema,
la estructura métrica se podría ver influenciada por las notas que escucho.
También mi estado de ánimo. Eso sí, en el momento de recitar un poema, me gusta
y veo con buenos ojos el acompañamiento de una melodía. 
8.     
¿Escribes primero en papel y luego lo
pasas al ordenador o directamente en el ordenador?

La primera idea la escribo en el soporte que
tengo a mano o la grabo en el teléfono móvil. Después le doy forma en papel, en
alguno de los cuadernos que tengo para ir escribiendo las últimas versiones de
los poemas en los que estoy trabajando. El ordenador lo utilizo en última
instancia, cuando ya tengo claros los contenidos que voy a incluir. Se podría
decir que la fase de creación la llevo a cabo en papel o con lo que tengo a
mano, y el ordenador lo utilizo después para revisión y maquetación.  
9.     
¿A qué edad descubriste que te gusta
escribir?

Desde niño me ha gustado escribir. Empecé a
leer muy pronto y supongo que eso tuvo mucho que ver en mi afición por
escribir. La necesidad de contar historias y sucesos es algo que me ha
acompañado siempre. Unas veces le he dedicado más tiempo y otras menos, en
función de mis ocupaciones profesionales y personales, pero siempre ha estado
ahí. 
10.     
¿Transmitir emociones al lector es el gran reto,
o hay algo más?

El gran reto cuando escribes es implicar al lector en la lectura. Eso se
consigue de distintas formas: transmitiéndole emociones, haciéndole
reflexionar, provocando su alegría o su tristeza. Al menos, yo entiendo así la
literatura. Lo que escribes tiene sentido si alguien lo lee y sólo cobra vida
si ese alguien experimenta una serie de emociones.
11.     
¿Por
qué deberíamos leer tu poemario y con qué personaje te sientes identificado?

“La resurrección
de los muertos” es un poemario que abarca una gran variedad de temas, todos
ellos relacionados de una forma u otra con aspectos cotidianos de la vida. No
hay una sola historia, sino diferentes historias con distintos matices. El
lector se va a encontrar con un puzzle de diversas emociones que no le va a
dejar indiferente. Es un libro que en ciertos pasajes podría parecer oscuro
pero que encierra un mensaje de optimismo, una invitación a no rendirse nunca
cuando las cosas vienen mal dadas. No he dejado de tocar ningún tema al que
quisiera acercarme, así que está escrito con total libertad.
Todos los poemas de
“La resurrección de los muertos” son especiales para mí; en cualquier otro
caso, no estarían en el libro. Por cada poema transitan distintos personajes.
Si tengo que elegir uno, elijo “Tal vez”, que es un poema que habla del
conformismo, de las modas y del ansia de categorizar e imponer un número finito
de formas de pensar y de actuar.
12.     
¿En qué proyecto
te encuentras sumergido en estos momentos?

Ahora mismo estoy centrado en la difusión de
“La resurrección de los muertos” junto con mi editorial, Éride Ediciones.
Mientras, participo también en recitales poéticos a los que me invitan y le voy
dando forma a nuevas historias. Mi intención es publicar un nuevo poemario en
un plazo de dos años. Y en un futuro a medio-largo plazo, me gustaría acercarme
a la narrativa a través de una novela. Pero todo esto son suposiciones que
dependen de muchos factores.
13.     
¿Mantienes rutinas para escribir? ¿Escribes cada día?

Me gustaría
escribir cada día pero no me resulta posible, unas veces por falta de
inspiración y otras veces por falta de tiempo. No mantengo ninguna rutina para
escribir y realmente escribo cuando me siento inspirado, y en el lugar y
momento en que me encuentra la inspiración. Dicho esto, intento no pasar muchos
días sin escribir. No creo demasiado en la rutina y en los espacios, pero sí en
el hábito.
14.     
Escribir… ¿inspiración o trabajo?

Ambas
cosas. Creo que la inspiración es lo que te permite ofrecer algo interesante.
Sin esa chispa que enciende la inspiración, no hay nada que hacer. Y a partir
de ahí, trabajo. Una vez tienes la idea, hay que desarrollarla. Sin trabajo, no
consigues nada. Y hablo de trabajo antes y después de la publicación, porque
tan importante es cuidar lo que escribes como saber vender el producto después. 
15.     
Si tuvieras que elegir un autor y un libro, ¿Cuáles serían?

Me resulta extremadamente difícil dar una sola respuesta, incluso dos
o tres. De hecho, hoy te puedo responder una cosa y mañana otra. Voy a dar dos
nombres que son fundamentales en la poesía: Lorca y Antonio Machado. No puedo
elegir entre los dos, lo siento. De Lorca elijo “El romancero gitano”
y de Antonio Machado “Campos de Castilla”.
16.     
¿Fue difícil abrirse paso como escritor en un principio?

Por supuesto, y en mi caso sigo en
ese punto de abrirme paso, estoy en ese principio. No basta con el hecho de que
tu libro vea la luz, sino que tienes que estar día tras día dándote a conocer,
participando en actividades de promoción y difusión. Hoy se publican muchos
libros en España. Aumenta el número de autores, pero eso no quiere decir que
aumente el número de lectores. Entonces, de alguna forma el autor tiene que
implicarse en el proceso posterior a la publicación, decir por qué el lector
tiene que dedicar el escaso tiempo de que dispone a su libro, habiendo tantas
grandes obras de la literatura universal por leer. No puedes desentenderte y al
año de la publicación preguntar a tu editorial cuántos libros se han vendido.
La sociedad ha cambiado, la competitividad es mayor en todos los ámbitos y
también en la literatura, y hoy es el autor el que tiene que empezar buscando
al lector. Es difícil, porque al autor lo que le gusta es escribir, no ser una
especie de comercial, pero es la única forma, el único camino para que tu
carrera literaria no empiece y termine con tu primer libro.
17.     
¿Algún consejo a los nuevos escritores?
Que si esto es lo que les gusta, sigan adelante.
A veces hay que invertir tiempo y también dinero, pero es una inversión en uno
mismo, en una experiencia única y que recordarán toda su vida. Si esta es su
pasión, que no se rindan ante las posibles adversidades. Si es su sueño, que lo
persigan hasta atraparlo. Pero que tengan claro que con esto no se hace dinero
de la noche a la mañana; en términos económicos, es más factible hoy en día la
pérdida que la ganancia. Si quieren hacer dinero, hay otras actividades que
ofrecen mejores posibilidades que la literatura.
18.     
¿Piensas que
los blogs literarios ayudan realmente a los escritores?

Sí, principalmente
a los que se incorporan. Son el escaparate de los que, por inexperiencia o
ausencia de un gran grupo editorial detrás, no aparecen en los suplementos
culturales de los diarios de mayor tirada o en los estantes más solicitados de
las principales librerías. Son una ventana abierta que permite a los lectores
descubrir a una serie de autores y editoriales que también hacen un buen
trabajo pero que no tienen un potencial económico que les permita comprar
expositores o invertir en grandes campañas publicitarias. Además, y hasta donde
yo sé, lo más importante es que el administrador de un blog escribe con
absoluta libertad, puesto que su opinión no está influenciada por ningún
conflicto de intereses. Con esto, también ayudan a los lectores. 
Ha sido un verdadero placer contestar
a estas preguntas.
Muchas
gracias a The World of the Duky, a Sandra y Alexia, por la reseña de mi
poemario “La resurrección de los muertos” y por esta entrevista. Un saludo
a todos los lectores del blog. Nos seguimos leyendo.
Bueno, pues aquí concluye la entrevista, muchas gracias Francisco por colaborar con “The World of the duky” 

No Comments Yet

Deja un comentario