Relacionado



" /> Entrevista a los creadores del Cómic "En Pelotas" - munduky

Entrevista a los creadores del Cómic “En Pelotas”

Entrevista a los creadores del Cómic

“En Pelotas”

 

 

 

Hoy toca entrevista y algo muy diferente a lo que os tengo acostumbrado, esta vez se trata de una entrevista a los creadores de cómic “En pelotas”

 

En pleno S. XXI algunas personas es oír hablar de sexo o una imagen de cuerpo humano desnudo y se llevan las manos a la cabeza, cuando el cuerpo humano es lo más natural del mundo.

 

 

Primero, una pequeña presentación a sus creadores:

 

Bonoreta:
  Su afición por el cómic, la animación y los videojuegosla acompañó durante una adolescencia complicada, en una sociedad donde esas aficiones suelen considerarse “raras” en las mujeres.  Descubrió que los chicos (y algunas chicas) son como los cómics: unos te lo hacen pasar mejor que otros, y hay que ir refinando la búsqueda.

Esta afición se hizo más grande, llegó a la universidad, y su círculo de amistades y conocidos se compuso por las más variopintas personas. Se dio cuenta de que todo el mundo podía aportar algo a su particular afición, y cogiendo de aquí y de allí, sumándolo a sus experiencias en la vida y poniéndole ganas, acabó por dar con un proyecto que la llenaba y satisfacía como pocos juguetes eróticos podían conseguir.

Aunque algunos afirmen que a veces se le va un poco la olla, ahora está aquí para presentar sus tiras cómicas. Es en su alocada cabecita rubia donde todo ha tomado forma, y ha conseguido plasmarlo a través de su mano derecha: Carcayú.”

 

Carcayú: 

“Es el que dibuja porque sabe y lo hace bien.

Aunque no tenga muchas luces eso no ha sido problema para que haya trabajado en distintos medios como redactordiseñadorportadista o ilustrador, tales como Ruta42Cortos con Ñ o BlogDeSexo. Además, administra su propia web de camisetas con diseños frikis de cosecha propia.

Una muestra de su trabajo gráfico está a disposición de quien lo quiera ver en su portfolio online.”

 

 

 

1. ¿Cómo surgió En pelotas?

 

En Pelotas surgió de la necesidad que tuvimos de contar al mundo las cosas tan divertidas que vivíamos juntos como pareja, sobre todo las que tenían que ver con el sexo, porque son cosas de las que no se suele hablar y queríamos compartirlas, darlas a conocer, hacer ver que el sexo es algo tan natural en las relaciones de pareja como puede ser ver una película en el sofá.

 

 2. ¿Por qué nadie hace este tipo de viñetas como vosotros?

Porque todavía hay mucho tabú con la sexualidad. Si te fijas, todos los cómics sobre vida en pareja o bien se detienen en el susodicho “peli y manta” o “pedos en la cama” o bien hacen referencias muy veladas (y siempre censuradas) al sexo. Nosotros siempre hemos querido aportar ese enfoque natural de la sexualidad, es algo natural y de lo que cualquier persona disfruta, más si cabe si es en pareja (o con más gente, mientras sea consensuado, ¡la sexualidad es libre!).

 

3. En vuestra presentación en Futurama dijisteis que era un trabajo autobiográfico ¿Qué pasará cuando no tengáis nada que contar?

 

Creemos que siempre hay nuevas cosas que contar, cada día es una oportunidad y nos ofrece experiencias nuevas. Además, en cuanto a las relaciones sexuales, buscamos experimentar para que nuestra vida sexual carezca de monotonía y disfrutar al máximo posible.

Aun así, no negamos la posibilidad de abandonar nuestra “norma” de hacer tiras autobiográficas en un tiempo. Tenemos en mente la posibilidad de añadir personajes nuevos, aunque todavía es una idea que hay que madurar. Lo que queremos es ofrecer al público tiras de calidad, sean autobiográficas o no.

La otra opción sería imitar a los maestros de la tira cómica que con Bill Watterson y Quino y hacer un ejercicio de humildad: si no tenemos ideas verdaderamente buenas, lo mejor es dejar de hacer las tiras. Sin descartar retomarlas en un tiempo, cuando podamos mantener la calidad. Nada de estirar el chicle, vamos.

 

4. ¿Qué es más fácil de hacer: los dibujos o el tema de la viñeta?

 

Creemos que nuestro trabajo es igual de complicado.

Por un lado, hacer el guión requiere, en primer lugar, tener la idea. No vale cualquier experiencia, debe ser algo que sea divertido y con lo que la gente se pueda sentir identificada. Además, esa experiencia hay que convertirla en un guión: hay que saber cuántas viñetas hacen falta para componer la tira cómica, cómo hacer que tenga gracia en el formato en que trabajamos, y pensar en las posturas de los personajes, qué aparecerá en cada viñeta, cómo transmitir lo que quiero transmitir. Todo ello requiere trabajo y dedicación, hay que pensar mucho en qué hacer y cómo hacerlo.

 

Por otro lado, el dibujante, Carcayú, debe coger el guión e interpretarlo. Él le da vida en forma de tira, lo hace realidad. Para ello debe hacer un boceto a lápiz, asegurarse de que ese boceto es lo que yo, como guionista, quiero ver. Cuando le doy el visto bueno, lo pasa a tinta y lo colorea, colocando primero las tintas planas y luego las luces y sombras. Además, él hace la rotulación. Tras eso, maqueta la tira para tenerla lista.

No creemos que el trabajo de uno sea más difícil que el del otro, pero sí vemos más costoso el trabajo de Carcayú, pues requiere más pasos a seguir y más tiempo.

 

5. ¿Vuestros lectores entienden siempre lo que intentáis transmitir?

 

Tenemos algunas tiras que son específicas para un determinado tipo de público. Por ejemplo, si hacemos un chiste sobre Star Wars, habrá público que no lo entienda, y otro sector que lo disfrute. Es decir, cuando hacemos ciertas referencias es normal que haya gente que no llegue a entenderlas, pero eso es algo completamente normal y que sabemos que va a pasar. No todo el mundo puede conocer las mismas series, películas, cómics o novelas que nosotros, y por tanto es un problema más de gustos o intereses que de saber transmitir algo.

La verdad es que nunca ningún lector nos ha dicho que no entendiese una tira Así que creemos que sabemos transmitir bien lo que queremos y estamos bastante satisfechos con ello. Esta creencia nuestra se refuerza cuando muchísimos lectores nos escriben para decirnos que a ellos/as les ha pasado exactamente lo mismo que cuentan algunas tiras, además siempre con muy buen humor y chistes (“¿es que tenéis una cámara en mi cuarto?”, nos preguntaron hace nada). Nos encanta tener tan buen rollo en la retroalimentación con quienes nos leen.

 

 6. ¿Recibís muchas críticas negativas?

 

Por ahora no, las críticas que hemos recibido han sido bastante positivas, y por supuesto hemos tenido muchísimas críticas constructivas que nos han ayudado a mejorar.

Sí que nos hemos topado con “la mojigatería”. No las consideramos críticas directas a nuestro trabajo porque suelen ser más comentarios airados en contra de la sexualidad en general. Nos han llamado “cosificadores” o “pervertidos” por dibujar una mujer desnuda, acusándonos de sexualizarla porque “aparece más desnuda que el chico” (cuando en realidad ambos van en pelotas igual, lo que pasa es que todavía se sexualiza el pecho de la mujer y no ponen problema alguno con el torso desnudo del hombre). También han tildado nuestro trabajo “de mal gusto” porque aparece un hombre desnudo y no es difícil verle el pene, lo cual no deja de ser cómicamente contradictorio.

 

7. ¿Es fácil conseguir lectores o es más difícil?

 

Vamos creciendo en lectores todas las semanas, pero lo cierto es que no estamos obsesionados con ese tema. Nos preocupa más mantener a los que ya tenemos, tenerles satisfechos, y si con ello podemos conseguir nueva gente interesada, todavía mejor.

 

 8. ¿Tenéis pensado hacer otro tipo de viñetas distintas?

 

No nos cerramos a nuevos proyectos, de hecho, ya tenemos algunos en el horizonte, pero preferimos hablar de ellos conforme se vayan acercando, que el mundo del tebeo a veces es muy inestable y es fácil que haya retrasos. Mientras el proyecto nos motive, nos prestamos a lo que sea, y procuraremos siempre hacerlo lo mejor que sepamos.

 

9. ¿Os atreveríais a dibujar un cómic si os lo propusieran?

 

Técnicamente ya lo hemos hecho con la publicación de “En Pelotas: Lo nunca visto”. Para el salto al papel creamos material totalmente inédito, 100% original, que no puede encontrarse en internet. El único modo de leerlo es hacerse con el tomo, que sirve de complemento a todo el material gratuito que tenemos colgado en la web. De cara a hacer “cómics por encargo” con otras temáticas y personajes, lo dicho, siempre y cuando sea algo motivador y enriquecedor, adelante con ello.

 

 10. ¿Qué clase de humor usáis en vuestras viñetas?

 

Buscamos hacer mucho hincapié en las expresiones. La semiótica en general nos preocupa mucho: lenguaje corporal, muecas de la cara, posturas cómicamente forzadas, deformación de la anatomía con fines humorísticos… Nos queda muchísimo por aprender, pero nos divertimos todavía más en el proceso. Básicamente lo que buscamos es un tipo de humor muy visual, muy plástico, que se pueda leer y reconocer de un vistazo y que resulte agradable a la vista, para así hacerlo más accesible.

 

 11. ¿Cómo se consigue vender vuestro trabajo para que lo publiquen?

 

No te lo podemos decir porque nosotros no lo hemos conseguido. Presentamos el dossier a muchísimas editoriales, tanto españolas como extranjeras, en persona y por e-mail, y no conseguimos venderle el proyecto a ninguna. Todas nos daban, más o menos, las mismas respuestas: no se ha editado antes algo similar y por lo tanto no se sabe cómo reaccionará el mercado, así que preferimos no arriesgarnos; solo nos interesa publicar novela gráfica; la tira cómica es un formato que ya no funciona, solo las historias autoconclusivas; el humor no vende…

Así que al final nos decidimos por el crowdfunding, donde tuvimos un éxito bastante reconocible, con casi 200 ejemplares vendidos a más de 180 mecenas. Además, así mantuvimos el control absoluto sobre la obra, creando un cómic auténtico y sin edulcorar, cosas que creemos que han sido clave a la hora de vender más de la mitad de la edición en menos de 6 meses.

 

 

12. Una anécdota de vuestros padres que se pueda contar al ver lo que dibujáis

 

Nuestros padres no dicen mucho al respecto que dé para chiste, la verdad. Pero la abuela de Carcayú sí que ha preguntado varias veces si no podemos dedicarnos a dibujar cómics “más bonitos, de otras cosas”.

 

 13. ¿Qué otros proyectos tenéis entre manos?

 

Entre los proyectos en los que estamos trabajando, está el relato de cómic que formará parte del volumen número 4 de Sextories, un fanzine que recopila pequeñas grandes historias que hablan de sexo y donde participan muchos artistas estupendos. Estamos muy ilusionados de poder participar con este colectivo.

Hay otros proyectos entre manos, pero que todavía no queremos hacerles mención puesto que están en una fase muy temprana. Esperamos que vaya todo bien y podamos hablar de ellos dentro de poco.

 

14. ¿Película o serie?

 

Preferimos las películas a las series, sobre todo por una cuestión de tiempo. Llevamos un ritmo de vida que nos hace más fácil ver una película, que empieza y acaba, a una serie, que muchas veces no sabes ni cuándo va a terminar. Las películas, en cambio, te cuentan una historia que puede durar, como mucho, 3 horas. Una vez vista, puedes seguir con tu vida, sin provocar esa adicción que provocan tantas series actuales.

 

 15. ¿Con qué personaje de cómic os tomaríais unas cervezas y por qué?

 

Con Allycat (“Sunstone” de Stjepan Sejic), y si pude ser también con Alana (“Saga”, de Brian K. Vaughan y Fiona Staples). La primera porque podría enseñarnos muchísimo acerca del BDSM, expandir nuestra visión sobre el sexo y tratar el amor y el cariño por tu pareja (o parejas) desde una óptica tan tierna como nueva. La segunda porque inicia una rebelión gracias a que disfruta plenamente de su sexualidad y de su amor, y eso ya de por sí es más que admirable.

 16. Si pudierais encerrar a un personaje en el manicomio ¿Elegirías a alguien?

 

Al Dr. Gero, de Dragon Ball, uno de los grandes villanos de nuestra infancia. Un loco genocida eugenésico tan absorbido por sus planes que acaba perdiendo su humanidad, literalmente.

 

 17. Si pudierais ser el protagonista de un libro ¿De qué libro te gustaría ser?

 

Bilbo Bolsón, sin duda. Unas aventuritas con los enanos, conocer un dragón mientras andas sobre su tesoro, conseguir un anillo mágico, y el resto de la vida a dedicarse a fumar en pipa, comer, disfrutar del paisaje, comer, echarse unas buenas siestas, comer, irse de jarana con los elfos, comer, escribir las memorias, seguir comiendo y fumar en pipa un poco más. ¡La buena vida!

 

18. ¿Creéis que actualmente sigue habiendo tabú en el tema sexo?

 

Por supuesto. Hemos comentado al principio de la entrevista que el sexo sigue siendo un tabú, y solo hay que ver cómo son las redes sociales como Facebook, que censuran antes un pezón de mujer que una fotografía de un niño muerto. ¿Cómo puede herir más sensibilidades un pezón que una vida perdida? Por desgracia, sigue siendo el pan de cada día que la gente se escandalice al ver desnudos, y no digamos al ver sexo, ya sea en televisión, en el cine, en la lectura, o en internet.

 

La sociedad sigue viendo el sexo como algo que ocultar, como algo malo. Se sigue guardando en la intimidad de la pareja y se procura no hablar de ello. Ni siquiera en los centros escolares se proporciona una buena educación sexual. ¿Por qué seguimos así? ¿No sería mucho mejor que los adolescentes tuviesen un conocimiento de calidad acerca del sexo para que lo practicasen de forma segura, placentera y respetuosa?

 

Nosotros hemos creado En Pelotas, entre otras razones, por normalizar el sexo. Queremos hacer ver que las cosas que nos pasan a nosotros también les pasan a otras personas. Mucha gente no sabe que cierta postura sexual, o ciertos intereses sexuales, son más comunes de lo creen, y eso pasa porque no hablan de ello. En cambio, cuando leen nuestro cómic, les encanta. Se ven reflejados, se identifican, ven que las cosas que les gustan y que viven no son tan raras. Pierden el miedo a hablar de ciertos temas. ¿Por qué podemos hablar de que hemos visto una peli con nuestra pareja pero no de que hemos echado un polvazo? Bueno, como poder se puede, sí, ¿pero cuánta gente lo hace?

 

Mucha gente nos pregunta si no nos da vergüenza hacer las tiras que hacemos, porque son autobiográficas. Y la verdad, ¿por qué debería darnos vergüenza? ¿Acaso el sexo es algo vergonzoso? Parece que, por desgracia, lo sigue siendo.

 

Entrevista realizada con la colaboración de @vicentevelert

Bueno, pues aquí concluye la entrevista,  muchas gracias “En pelotas” por colaborar con “Munduky

 

 

Redes Sociales

 

Weben pelotas cómic

FacebookEn Pelotas

Twitter@EnPelotasComic

Google ++EnpelotascomicEs

Tumblr: https://enpelotascomic.tumblr.com/ 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.