[Total:0    Promedio:0/5] Relacionado

" /> Entendiendo la timidez - munduky

Entendiendo la timidez

 

Entendiendo la timidez

Hoy tengo el placer de tener en mi blog a Mariva Psicólogos, que colaboran con este blog, A continuación tenemos un artículo sobre la timidez.
Las personas tímidas creen que sólo una pequeña porción de la población se considera tímida, pero realmente hay una gran proporción que se considera tímida. Por naturaleza, hay personas que tienden a ser más abiertas y otras que son más cerradas, y no por ello una cosa es mejor o peor. Tenemos que diferenciar la timidez de la introversión, ya que no es lo mismo. Una persona introvertida es aquella que tiende a no “buscar” el contacto social, los grandes grupos, intervenir en conversaciones… porque no quiere, no lo necesita. En cambio, la timidez es la dificultad para hacerlo, que te de vergüenza intervenir, no querer estar en grupos nuevos porque te da miedo… Es decir una persona puede ser introvertida sin ser tímida y ser tímida sin ser introvertida. Así como las personas tímidas suelen querer cambiar esto, las personas introvertidas no tienen por qué querer cambiarlo, ya que no les es algo molesto ni un impedimento.

 

Así que el primer paso es saber si nosotros somos tímidos, introvertidos o ambos.

Las personas tímidas pueden serlo por diferentes motivos, hay quién es tímido porque no sabe cómo actuar, qué decir, cómo hacer las cosas. Otras personas sí que saben lo que podrían decir o hacer, pero les da miedo o vergüenza hacerlo. En el primero de los casos tiene una solución tan simple como aprender. Nunca nos han enseñado cosas tan básicas como a hablar en público, a comenzar o terminar conversaciones o cosas similares, por eso, un psicólogo te puede ayudar a mejorar tus habilidades sociales dándote unas pautas básicas para que sepas desenvolverte en diferentes situaciones. Las personas que saben lo que hacer pero les da miedo o vergüenza hacerlo, también pueden mejorarlo, ya que se pueden discutir las ideas irracionales que no le dejan expresarse cómo le gustaría.

Muchas personas con timidez son excesivamente críticas consigo mismas a la hora de evaluar lo que hacen o dicen en público, y claro, si tú mismo te estás diciendo lo mal que lo haces, eso no te ayuda mucho a estar cómodo en esa situación. Así que tenemos que dejar de obsesionarnos en si lo hemos hecho bien o mal, y ser menos duros con nosotros mismos, porque si no, es probable, que acabemos intentando “actuar” de un modo que no somos nosotros mismos y no estaremos a gusto.

Es muy importante también cambiar nuestra manera de pensar. Las personas con timidez se centran mucho en lo que pensarán las otras personas, o lo que dirán de ella. Eso muchas veces son ideas irracionales, ya que es probable que la gente no se haya dado cuenta de que estás nervioso, que has dicho algo mal… y tampoco pensarán que es “raro” que propongas un plan o que intervengas en la conversación. Todo eso lo está generando tu cabeza y no tiene por qué ser real, pero claro, si yo tengo todos mis sentidos en analizar lo que estoy haciendo o diciendo y en las respuestas de las otras personas, si busco bien y me empeño en ellos, siempre voy a encontrar un fallo, una reacción… algo, que mi cabeza interprete como que no lo he hecho bien, ya que es normal y nadie lo hace perfecto el 100% de las veces. Si me centro en buscar los fallos o las malas reacciones, es posible que piense que las he encontrado y eso me quitará seguridad, en cambio, si busco los aciertos y las buenas reacciones, también las habrá y me generará seguridad y tranquilidad.

Si quiero hacer algo nuevo (iniciar una conversación con alguien que no conozco, proponer algo diferente, dar una charla…) es bueno empezar poco a poco y podemos empezar practicando nosotros solos, luego ampliarlo a gente de nuestra confianza y poco a poco ir saliendo hacia las personas menos conocidas para ir ganando en seguridad y control sobre la situación. Es muy importante practicar pero sin obsesionarse, ya que si yo me repito 500 veces una frase, las últimas 495 no han hecho más que ponerme nervioso.

Así que ya sabéis, ser tímido no es malo, pero si queréis, cambiarlo podéis. Las claves son quitaros ideas irracionales, aprender las pautas básicas, no centrarse en lo que los otros puedan pensar de nosotros ni centrarnos en nuestros fallos y practicar para poco a poco ir cogiendo confianza.

Psicólogo Iván Claver

Si queréis saber más sobre Mariva Psicólogos o para cualquier consulta, entrar en su web: Mariva Psicólogos Valencia

Email: info@marivapsicologos.com

 

 

[Total:0    Promedio:0/5]
10 Comments
  1. La verdad no me considero ni lo uno ni lo otro, soy de las que pueden entrar a un lugar sin timidez y hablar con personas que no conozco, preguntar o hacer lo que tenga que hacer. Ser introvertida tampoco creo que lo sea, aunque sí reconozco que a veces no me apetece ser abierta en ciertas situaciones, pero eso es más porque no me siento a gusto o porque sencillamente no me llama la atención.

    Muy interesante el post, nos hace reflexionar, pero sobre todo conocer un poco más sobre estos temas 🙂

  2. Creo que tengo un poco de ambos, soy tímida en michas situaciones y un poco introvertida en otra, lo primero lo estoy trabajando a punta de enfrentarme a mis miedos, inseguridades y sobre todo prepararme mejor al momento de enfrentarme a ello para que no me haga pasar malos ratos, pero sobre todo para no perderme el hacer y conocer gente estupenda 🙂

  3. La verdad es que todos pueden cambiar, y todos pueden aceptar a los demás como son, la verdad es que he tenido amigas muy tímidas y nunca me ha importado. por que la verdad es que tienen mucho encanto, algunas con el tiempo han cambiado, pero es mejor que lo hagan sin ninguna presión.

  4. Hola guapa!!
    La verdad es que tienes toda la razón. Yo siempre he sido una persona tímida, aunque más introvertida, pero me van de la mano las dos cosas. De pequeña mi abuela me decía que me iba con todo el mundo, pero cuando crecí las cosas cambiaron y por causas ajenas me volví más tímida de lo normal, pero bueno, lo he ido venciendo poco a poco, como tú dices hay que tomárselo con calma e incluso pedir ayuda si lo necesitas 🙂
    Muy buen post!!
    Besos :33

  5. ¡Hola!
    La verdad, como dice mi madre, cuando repartieron la timidez, yo estaba de juerga Jajajaja Vamos que no lo soy, o mejor dicho, no suelo serlo, aunque a veces irracionalmente aflora en mí un ápice de timidez, pero que se va en segundos. (Normalmente suele pasarme por boberías la verdad). E incluso podría decir que puntualmente puedo ser algo introvertida, cuando necesito mis momentos de soledad.
    Me ha encantado el post en sí pero sobretodo el enfoque. No solo se ha hablado de la timidez como una definición de "manual", sino que el hecho de abordar el tema con consejos útiles que seguro vendrán de perlas para los que los necesiten, creo que es la clave. Vamos, se lo voy a pasar a más de un y una tímid@ que conozco, para a ver si con estas palabras reflexionan, que la vida son dos días, y por la timidez uno puede perderse muchas cosas. Vamos, es mi opinión.
    Besotes

  6. Por lo que leo la timidez está bastante ligada a la inseguridad. No me considero una persona tímida aunque obviamente tengo mis momentos pero en líneas generales me considero extrovertida y bastante abierta aunque no con todo el mundo pero eso ya no lo considero timidez sino cuestión de gustos o preferencias. Mi hijo sí es algo tímido pero imagino que también va un poquito con la edad.. en cualquier caso me alegra que pueda trabajarse y estoy contigo en que deberíamos aprender desde pequeños a gestionar este tipo de emociones o sentimientos. Muaks

  7. Creo que de alguna forma, todos somos tímidos. Incluso conozco casos, que para vencer el miedo al ridículo, han estudiado profesiones en que tienen que estar constantemente enfrentados a mucha gente. Lo comento, porque mi hermano estudió periodismo y mientras estuvo vivo, ejerció como tal, venciendo toda la timidez que siempre llevó en su corazón. Dicen que querer es poder.

  8. Muy buen articulo Sandra.
    Yo siempre he intentado romper la timidez, pero hay veces que lo acogo a un proteccionismo o un intento de no meter la pata
    Aunque reconozco que en eventos deportivos, muchas veces me he encontrado sin timide3z y me da por animar siendo la voz cantante, no por status ni por aparentar, sino porque en esos momentos, me encuentro libre

  9. ¡Hola! Me encanta este post porque me encuentro super identificada con todo lo que comentas. En mi caso creo que soy mas tímida que introvertida, aunque también tengo toques de introversión. Como comentas soy muy crítica conmigo misma y en muchas ocasiones yo misma me martirizo pensando que he actuado mal, que he dicho algo que no debia, o qué pensarán de mí etc.. pero sin duda como dices todo es trabajarlo, dejar de pensar en los demás y sobre todo ir exponiendose poco a poco a situaciones en las que haya que ir venciendo esa timidez.
    Un saludo!

  10. Hola! suelo ser una persona tímida que piensa muchas veces las cosas antes de hacerlas o decirlas por miedo a quedar mal. No es malo hasta cierto punto porque a veces dejas pasar oportunidades por quedarte callada mientras piensas qué decir o como actuar. Das muy buenos consejos para quien quiera intentar superarla o mejorarla, lo único es tener la suficiente fuerza de voluntad como para ponerlos en práctica. Gracias por compartirlos. Besos!!

Deja un comentario