Relacionado

" /> 3 leyendas urbanas cortas – Historias escalofriantes - munduky

3 leyendas urbanas cortas – Historias escalofriantes

3 leyendas urbanas cortas – Historias escalofriantes

 

 

Cómo cada lunes, toca un artículo del tag #AtbJulio de Activa tu blog, hoy lo dedico a las leyendas urbanas.

Siempre me han gustado el género de terror, ya sea en libros, cine, series y un día me dio por buscar leyendas urbanas, a las que me aficione. Os presento tres leyendas urbanas de terror.

El Mensaje Escrito en Sangre

 

 Relata el suceso de 2 compañeras que van juntas a la universidad, muy contrarias entre sí, una es una estudiante ejemplar, mientras la otra, es una juerguista.

La noche anterior de un examen de la universidad, hay una fiesta, la estudiante aplicada decide quedarse estudiando mientras que la otra decide salir a divertirse aunque sabe que debe estudiar, y  trata de convencer a su amiga para que la acompañe contándole  que ya preparada para el examen, que no necesita estudiar más, pero es inútil, se siente responsable, y quiere seguir repasando para el examen.

La juerguista se va y disfruta la noche bailando y bebiendo, sobre las 3 o 3:30 de la madrugada regresa a su habitación con el optimismo de dormir al menos 4 horas antes del examen.

Abre la puerta pausadamente, y decide no encender la luz para no molestar a su amiga, que sigue durmiendo,  pese a que la escucha produciendo ruidos, pero no le comenta nada pensando que simplemente que es un sueño.

A la mañana siguiente, al levantarse de la cama, descubre que es participe de una auténtica pesadilla que jamás olvidara de su mente, su amiga tiene el estómago abierto, como si le hubieran ejecutado una autopsia encontrándose aún viva, la garganta cortada, y cortes en todo su cuerpo, descubre  un mensaje escrito con sangre en la pared: “¿No te alegras de no haber encendido la luz?”.

 

El Infierno de Tomino – leyenda japonesa

 

 

La leyenda habla sobre un relato japonés sacado de algún desván o, quizás, de las conversaciones en una siniestra callejuela de Tokio. El relato habla del pequeño Tomino, un niño bajo el cuál habría caído una siniestra maldición.

La escribió Yomota Inuhiko en un poema llamado, “El Infierno de Tomino”, es sacado de un libro llamado “El Corazón es como una Piedra Rodante”

.

 Hay un corto aviso en el libro que dice: “si lees este poema en voz alta, eventos trágicos sucederán”, son escasos los que se atreven a animarse a leer el poema. Algunos declaran que el castigo por hacerlo es la muerte,  pero nadie sabe a ciencia cierta a qué se refiere la pequeña advertencia o donde se originó la leyenda.

 

Tomino’s Hell El Poema de la Muerte

 

Ane wa chi wo haku, imoto wa hihaku,
kawaii tomino wa tama wo haku
hitori jihoku ni ochiyuku tomino,
jigoku kurayami hana mo naki.
muchi de tataku wa tomino no aneka,
muchi no shubusa ga ki ni kakaru.
tatake yatataki yare tataka zutotemo,
mugen jigoku wa hitotsu michi.
kurai jigoku e anai wo tanomu,
kane no hitsu ni, uguisu ni.
kawa no fukuro ni yaikura hodoireyo,
mugen jigoku no tabishitaku.
haru ga kitesoru hayashi ni tani ni,
kurai jigoku tanina namagari.
kagoni yauguisu, kuruma ni yahitsuji,
kawaii tomino no me niya namida.
nakeyo, uguisu, hayashi no ame ni
imouto koishi to koe ga giri.
nakeba kodama ga jigoku ni hibiki,
kitsunebotan no hana ga saku.
jigoku nanayama nanatani meguru,
kawaii tomino no hitoritabi.
jigoku gozarabamo de kitetamore,
hari no oyama no tomebari wo.
akai tomehari date niwa sasanu,
kawaii tomino no mejirushini.

 

Tomino’s Hell El Poema de la Muerte – Español

 

Su hermana mayor vomitó sangre, su hermana menor vomitó fuego
Y el lindo Tomino vomitó cuentas de vidrio.
Tomino cayó al infierno solo.
El infierta está envuelto en oscuridad, e incluso las flores no crecen.
¿Es la persona con el látigo la hermana mayor de Tomino?
Me pregundo de quién será ese látigo.
Golpea, golpea, sin golpear.
Un solo camino del infierno familiar.
Lo guiarias al oscuro infierno?
Hacía la oveja de oro? hacia el ruiseñor?
Me pregunto cuánto habrá puesto en el bolsillo de cuero
Para la preparación del viaje por el infierno familiar.
La primavera llega incluso en el bosque y vapor.
Incluso en el vapor del oscuro infierno.
El ruiseñor en la jaula, la oveja en el carro.
Lagrimas en los ojos del lindo Tomino.
Llora, ruiseñor, por el bosque lluvioso.
Sus gritos de que ha perdido a su pequeña hermana.
El llanto reberveró por todo el infierno.
Los pimpollos de peonias
Haciendo círculos en torno a las siete montañas y a las siete corrientes del infierno
El viaje solitario del lindo Tomino.
Si están en el infierno, traemelos.
La aguja de las tumbas
No voy a perforarlos con la aguja roja.
En el hito del pequeño Tomino

Enterrados en Tirso de Molina

 

 

 

Esta estación de la Línea 1, actualmente cerrada por obras, tiene una leyenda que cuenta que, a la Medianoche, se pueden oír los gritos de los monjes allí enterrados. Sí, monjes. Y es que cuando se levantó la parada de Metro en el año 1921 se descubrió bajo tierra el cementerio de los monjes del Convento de la Mercedes, que ocupaba antes ese lugar hasta 1934. Cuando fue abandonado y derruido, el solar se convirtió en la plaza del progreso, llamada actualmente como Tirso de Molina. Casi un siglo después, cuando los obreros que construían la Línea 1 del metro madrileño comenzaron a excavar bajo la plaza, huyeron horrorizados tras descubrir varios esqueletos en una de las paredes que estaban picando. Se trataba de los restos de los frailes que habían sido enterrados en el pequeño y olvidado cementerio del convento.

Tras el hallazgo, las autoridades no se ponían de acuerdo acerca de qué hacer con los restos humanos, así que optaron por colocarlos tras las paredes de los andenes de la estación, antes de ocultarlas con azulejos, lo que colaboró a divulgar leyendas vinculadas a los extraños ruidos que se escuchaban en la estación.

Con el tiempo, esta macabra historia fue desapareciendo en el olvido, mientras, más de 90 años después, los restos de los monjes siguen descansando a escasos metros de los miles de pasajeros que cada año transitan en la Línea 1.

 

2 Comments
  1. La verdad es que yo son muy miedica, por lo que es un género que evito cuando voy a estar sola jjajajajajjajaaj ¡Tengo miedo hasta de mi sombra!
    Pero me apunto tus recomendaciones… ¡Me tendré que animar! jajajajajaja

Deja un comentario